domingo, 16 de enero de 2011

¡Joder!

Esperar. Es la eterna tortura de la humanidad. Esperar algo que presupones que llegará, o que debe llegar.
Y no llega, y no llega, y no llega...

sábado, 15 de enero de 2011

Reencuentros en Enero.

Eres preciosa, Barcelona.

viernes, 14 de enero de 2011

Susanna Griso, Ley anti tabaco y un poquito más de intolerancia, que andábamos escasos.

Hacía mucho tiempo que no actualizaba, pero ya necesitaba hacerlo para hablar de la cantidad de polémica que está generando la ley anti tabaco y toda la mierda que están soltando por su boca todos esos que están a favor del sistema.

Lo que me ha hecho estallar ha sido el programa ‘Espejo Público’ y su presentadora Susanna Griso. Ya había oído anteriormente que alguna vez habían hablado del tabaco pero no hice demasiado caso. El caso que hoy, 14 de enero, han vuelto a hablar sobre los establecimientos que siguen permitiendo fumar y han dado la voz a algunos de los empresarios que permiten esto.
En el primer bar del que han hablado antes de preguntar al empresario (el cual por cierto, ha estado muy correcto y acertado) han preguntado a unas señoras que estaban consumiendo y fumando una de ellas. Otra de las mujeres la cual se ha declarado no fumadora, ha hecho un llamamiento a que no nos dejamos pisotear y que defendamos nuestros derechos pues esto (decía ella) no es una democracia.
Fuera de quien esté a favor o en contra, se oía de fondo a la presentadora Susanna Griso escandalizada por lo que estaba diciendo dicha señora y mofándose de sus críticas, cosa que me parece LAMENTABLE, ya que si una de las cosas que caracteriza a los presentadores y presentadoras es su neutralidad en casi todos los temas ( se pueden posicionar, pero siempre de una manera respetuosa), y por otra parte porque no sé qué tipo de periodismo pretende esta mujer, si a cada persona a la que entrevista que no está de acuerdo con su opinión se le va a dejar en evidencia.



Después de hablar con estas señoras, como ya he dicho, se ha procedido a hablar con el empresario del establecimiento el cual ha afirmado que él no es partidiario de que se corrompa su derecho a la propiedad privada y que él podrá hacer en ella lo que le plazca. Que el cliente es el que decide entrar o no entrar en un establecimiento con o sin humo. Cosa que me parece perfecta.
Para continuar con el espectáculo han dado la palabra a una persona del público que ha atacado a los defensores del tabaco afirmando tener cáncer de riñón, no habiendo fumado nunca, ya que su médico le extrajo medio litro(creo que ha sido la cantidad) de nicotina.

Seguidamente ha hablado uno de los cuatro invitados, insumiso de dicha ley alegando que en su establecimiento sí que permite fumar más o menos por las mismas alegaciones del anterior empresario. Ha dicho convencido uno de los temas que todos los defensores del tabaco alegamos: ‘si el tabaco es tan malo, ¿por qué no lo ilegalizan por completo?’.
Bueno pues aquí tenemos otra vez la voz de Susanna Griso jactándose de las palabras del empresario y leyendo lo que ha dicho que ha sido un mensaje enviado por un telespectador que le acusaba a este hombre de aprovecharse de su campaña para promocionarse en vez de ser una verdadera alegación en contra de la ley antitabaco (con la cantidad de mensajes que estaban llegando visualizados debajo de la pantalla, la señorita Griso decide leer ese, para coartar su críticas y volver a dejar en evidencia a otra persona).

Se ha hablado de mucho de más, pero tampoco es cuestión de hacer un resumen de todo el programa, sólo quiero decir que me parece lamentable la cantidad de intolerancia que se vierte en este país y lo poco que la gente abre los ojos. Decir, en cuanto a este programa, que le enseñen tolerancia a esta señora, a respetar las opiniones de la gente (cosa que no incluye no reirse mientras alguien está hablando ni hacer aspavientos) y a ser un poquito más neutral, porque me ha producido arcadas.

Es una escusa más para ponerse a la altura de Europa (dicen), cuando en casi todos los países europeos en los que supuestamente está prohibido fumar, se puede fumar en muchos establecimientos, cosa que no nos cuentan en los informativos.

De todas formas, tan dañino que es el tabaco para todo el mundo, que empiecen a hablar de la cantidad de vertidos tóxicos que producen los coches día tras día y que promuevan el transporte público, o qué coño, que prohíban ciertos días utilizar el coche para no contaminarnos, ¿no? Eso, claro está, sin contar los siete mil millones de euros que recaudó el Estado el año pasado, y sin saber la cantidad que se llevarán este año, al haber subido cada marca CUARENTA CÉNTIMOS, y suponiendo que con esta ley habrá menos gasto en sanidad, ¿qué van a hacer con todo ese dinerito extra que van a sacar?

Si a tantísimos no fumadores les molesta esto, que dejen de ir a bares tan frecuentemente o que busquen otros sitios de ocio, que (por lo menos en mi ciudad) ya había varios establecimientos donde no se podía fumar. ¿Por qué no se van a ellos directamente y nos dejan a los fumadores tranquilos? ¿O es que son masoquistas?
Según el artículo 33 de la Constitución Española el derecho a la propiedad no puede ser privada más que por causa justificada pública o de interés social. A nosotros nos están vendiendo una salud pública para todos con esta ley cuando creo que cada uno es suficientemente mayorcito para decidir en qué se carga su salud. Que arreglen la puta sanidad pública que da PENA y que luego me vengan con sus desvaríos mentales sobre lo que puedo o lo que no puedo yo hacer. Pero ya que tanto hablan de leyes, continuemos con ellas; según el artículo 348 del Código Civil (en los siguientes se sigue hablando de la propiedad), ‘la propiedad es el derecho de gozar y disponer de una cosa, sin más limitaciones que las establecidas en las leyes. El propietario tiene acción contra el tenedor y el poseedor de la cosa para reivindicarla.’ Cosa que parece bastante clara y que hoy en día nos están coartando.

Luego está el inexplicable hecho de que a los bares se les prohíbe que haya humo en su establecimiento pero sí que pueden vender tabaco. Esto debe de ser una broma porque si no yo entiendo NADA.
Con la cantidad de empresarios que años atrás dejaron miles de euros en construir espacios fuera de humos en sus bares para que ahora vengan con estas tonterías. Esa reforma, ¿la paga también el Estado?
Entiendo la molestia de los no fumadores, pero ¿por qué prohibir completamente esto? Que dejen a los dueños la elección de si en su establecimiento se puede fumar o no, que cualquier día me van a prohibir hasta fumar en mi propia casa, coño.


Eso sin contar el asco que da asco ahora entrar a casi cualquier sitio por todo el olor a sudor que hay.
No tengo nada más que decir por el momento, menos intolerancia, y preocupémonos más por los cinco millones de parados, por la gente que no tiene qué comer, y por la mierda de sanidad que nos ofrecen en vez de esta prohición tan sumamente injusta.
Mierda de ley.