sábado, 6 de noviembre de 2010

La triste canción.

Tu solías gritar al viento en cada azotea de Barcelona.
Yo solía entonar la triste canción en mis ojos mientras tu desafiabas a la gravedad.
No creo que mi pecho y mis pulmones soportaran volverla a escuchar.