domingo, 30 de mayo de 2010

Domingo

Sé estar sola. Y eso es lo peor. Que yo sé que sé estarlo. Y por eso me creo fuerte, y me hago una coraza que sólo yo puedo destruir para no dejar ni un resquicio a interrogaciones ni sublevaciones personales.
No es el tipo de cosas que deberían saberse. Debería ser uno de los diez mandamientos, uno de los derechos universales o de ese tipo de cosas que todo el mundo se propone para Año Nuevo, 'este año no voy a saber si sé estar sola'.
Pero la gente no pone ni un poquito de su parte, entre sus engaños y sus mentiras hacen de días como hoy que los disfrute sola, en casa o en la calle. Y puede parecer una gran tontería pero tengo una sonrisa de oreja a oreja.
Porque todo el mundo es importante. Pero nadie es imprescindible.

5 comentarios:

Sese dijo...

Y la soledad no siempre tiene la carga negativa que le das. QUé bien se está a veces sólo, a tu rollo, sin dar explicaciones. Es eso de la soledad obligada o elegida

Un abrazo

kayako saeki dijo...

Y ke me dices de las personas ke no saben estar solas???...

A mí me enkanta disfrutar de la soledad... Eso sí, kuando la soledad es elegida... La verdad es ke no tengo la sensación de sentirme solo kuando yo elijo estarlo,... sin embargo hay veces ke te sientes sol@ rodeada de mucha gente...

UNA CERVEZA dijo...

Si es elegida, tanto la soledad como la compañía tiene muchas cosas buenas... Si es obligada la cosa cambia y tanto la una como la otra tiene muchos inconvenientes... Si sabes estar solo (o sabes estar en compañía cuando quieres estar solo) yo no creo que sea tan malo como no saber hacerlo y no saber adaptarte a las circustancias...
Saludos

MeTis dijo...

yo lo he sabido estar muchos años.

ahora ya no.

pero intento buscar el equilibrio, porque sino, ademas de sola, estoy perdida.

un abrazo.

guillermohector dijo...

en algún lugar (ojalá lo recordase) leí "me siento tan solo que nunca he tenido mejor compañía". o algo así.