domingo, 12 de julio de 2009

Theresienstadt

Y sentían como si aún tuvieran que estar en deuda con ellos por haberlos llevado a aquel lugar, por perdonarles la vida y no matarlos directamente en algún bosque o camino, que a lo mejor hubiera sido un final bastante más feliz, y mira que ya es detestable.
Más se parecía a un ghetto, pero aquellos barracones que se hicieron para que en cada uno al menos residieran 50 guardias u oficiales, ahora el número se aproximaba casi al millar de personas.
La mayoría de los niños fueron separados de sus madres, el resto mientras aún respiraran servirían para trabajar. Había un solo baño por cada mil personas y las condiciones eran inhumanas. En invierno el frío era insoportable, la comida se basaba a base de sopa (si se le puede llamar así) y patatas podridas, eso sí, antes debías hacer una cola de horas para poder tener tu comida a tiempo antes de que volvieras a empezar a trabajar puesto que normalmente las jornadas solían ser de 15 horas.
Los hombres eran sometidos a brutales palizas si los guardias así lo deseaban, sin contar la cizaña que pretendían conseguir entre unos y otros presos aunque fuera por un simple zanahoria. Las mujeres eran violadas, sí, violadas por esos mismos que decían tener asco a los judíos. (Parece que sus coños no eran tan judíos, ¿o qué?)
Aún les decían que debían dar gracias por no haber ido a Auschwitz pero lo cierto era que muchos de los que pasaron por Theresienstadt acabaron allí. 'Les hemos regalado una ciudad a los judíos' decían, y yo me pregunto ¿ por qué no os regalasteis una así a vosotros mismos? ¿por qué no fuisteis vosotros? 'Una ciudad modélica', eso era lo que decían.
Disentería, cadáveres, hedor, trabajo excesivo, suciedad, palizas, violaciones... esa fue su vida por no haber nacido cristianos.
Cuánto asco siento. Cuánto.

A todos los que llevan un número tatuado en el brazo... y a los que un día lo llevaron.

3 comentarios:

kayako saeki dijo...

Asko, rabia, dolor....

La lucha anti-fascista kontinua!!!

Maldita sea esta lokura de mundo...

Salud y besos...

Harto dijo...

¡¡¡Siempre la misma barbaridad enarbolando ideas antihumanas y fascistas!!!

Oski dijo...

La verdad que esa fue una época para borrar de la memoria. El mundo dejó de ser mundo y los hombres se convirtieron en bestias.

Jamás llegaré a comprender tanta masacre y desolación...

Nunca le he deseado el infierno a nadie pero a los responsables de esto los mandaría de cabeza.

Lo más triste es que muchos de los cabecillas huyeron y ahora con 90 años y con un pie en la otra vida intentan juzgarlos. Toda la puta vida libres de sus fechorías...

Se me parte el alma