jueves, 9 de abril de 2009

Siddhartha, budismo y otras reflexiones

Dicen que las tres cualidades básicas son la paciencia, la meditación y el saber escuchar. Resulta gracioso decirlo en un mundo como el de hoy en día cuando la paciencia está arrestada por orden de la prisa y del estrés, cuando la meditación no se sabe ni qué es y cuando el saber escuchar lo olvidamos en parbulitos ya que a parte de escucharnos a nosotros mismos, no sabemos más. El principal propósito es la erradicación del sufrimiento, pero que alguien diga hoy en día eso sería internado rápidamente en un centro psiquiátrico. No hay dioses, ni mesías, ni profetas. Niegan la existencia del alma. Creen en la vida eterna y en las reencarnaciones, por ello no existe el futuro, sólo la vida presente y ese presente es eterno. Nunca morirás. Era noble, o se supone que lo era, y tras los famosos 'Cuatro Encuentros' (con un anciano, un enfermo, un cadáver y un asceta) renunció a todos sus bienes.
No creo en el budismo, ni mucho menos es más, hay muchas cosas en las que estoy en desacuerdo, pero es que él me inspira.


No hay comentarios: