viernes, 20 de febrero de 2009

Soñando con escapar

Cuatro horas de viaje que se hacen relativamente eternas. Pero sonando 'Marea' que más da. LLegas. LLamas al timbre, te abren, subes las escaleras hasta el primero, las maletas las dejas abajo, ahora mismo ellas no tienen mucha importancia. Abren la puerta y allí están. Ellos, un poco más viejos, pero te los comes a besos casi casi igual que cuando eras niña. Sonrisas, abrazos, comida, sonrisas, vino, paella, chistes, cerveza, siesta...
La playa, la brisa, el horizonte, el pelo en la cara, el sol cegándome... lo necesitaba. Me tumbo y pensando en todo y en nada me termino por dormir. Abro los ojos y otra vez en casa. Hay que ir a trabajar, y yo de lo único que tengo ganas es de escapar.

2 comentarios:

ToNee dijo...

y voy yo y me doy cuenta que... no tengo espacio donde encajar...

Cora dijo...

vaya, un post positivo, me gusta!!! hay que disfrutar de todo lo bueno, que siempre lo hay! bs