sábado, 31 de enero de 2009

Eso de querer

Que cosa tan peculiar, ¿verdad? Eso de querer, de querer a tus amigos, a tu familia, a esa persona...
Yo antes quería, o por lo menos eso creo, no me acuerdo ya muy bien. Pero ahora... ahora es distinto, no sé en que momento comencé a darme cuenta de que me cuesta querer. Claro que lo piensas y si que quieres a personas, pero por momentos. Igual hay un día que te levantas y rebosas felicidad y quieres a todo el mundo, pero a mí eso me pasa muy de vez en cuando.
Así que luego, ¿de qué me quejo?
No sé hacerlo, que le vamos a hacer. Ya no se lo digo a nadie, aunque hay veces que me gustaría hacerlo, el arrebato se me pasa a los cinco minutos. Sé que la gente también necesita cariño por mi parte, o eso creo pero esque a mí no me queda. O a lo mejor esque no sé que es eso de demostrar cariño, se me da mejor todo lo contrario. Se me da mejor fastidiarlo todo y luego arrepentirme, sí, creo que eso es. Y no me gusta. Puede pasarme que estoy esperando algo desesperadamente durante unos meses, y de repente llega y no lo quiero. Lo dejo escapar y luego me tiro otros tantos meses pensando en porque fui así. Pero vuelve a llegar (si esque llega) y lo vuelvo a no querer. ¿Capricho? Talvez, no lo sé. Pero es asqueroso ser así, de verdad. Porque, ¿cómo le dices a alguien que sólo le vas a querer a ratos? Cuando a ti te apetezca. No se lo digo a mi familia, no se lo digo a mis amigos y no te lo dije a ti. No me extraña que te fueras si hasta a mí misma me gustaría irme de mí. Aunque me consuela el saber, que aunque no sepa lo que quiero, lo que si que sé es lo que no quiero. Y con eso de momento me basta.

4 comentarios:

Princess Valium dijo...

Pues saber lo que no se quiere es muy importante y, a veces, jodidamente dificil de ver.

Besos

ToNee dijo...

yo si que no se lo que quiero...fliparias bien flipada!! :D

tomasuncafe dijo...

la existencia cuando aparece en un cuestionamiento hábil, generalmente colisiona, tomamos lo que podemos y amamos cuando podemos, desea y vive
besos

Itzia, la del cabello largo e ideas cortas dijo...

No veo que pueda decirte, llegué aquí por casualidad, pero somos dos que tratan de huir de sí mismas.

Tu quieres a momentos, yo quise en un solo momento... Un momento que todavía no pasa. Dame tu indiferencia y te cedo mi aferración.