sábado, 30 de agosto de 2008

Multiorgasmos


Durante siglos, las mujeres tuvimos prohibido tener orgasmos, ya que se consideraba de mujeres indecentes. Luego llegó la revolución sexual y todas deseamos tenerlos. Ahora parece que no basta con uno, incluso a veces ni con dos. Para algunos, los multiorgasmos, es tener más de un orgasmo en una misma sesión, después de un descanso. Para otros significa sentir varias sensaciones orgásmicas seguidas, es decir, permanecer subidos en la cresta del primer orgasmo hasta tener dos o tres seguidos. Pero lo peor del multiorgasmo femenino es que ha sustituido al orgasmo simultáneo y muchos hombres se imponen como obligación conseguir que su pareja lo experimente, aunque ella no esté por la labor o no sea una multiorgásmica. Porque lo primero que hay que desmitificar es que el multiorgasmo no es voluntario y sucede sin previo aviso. El secreto para lograr un orgasmo múltiple es no dejar que llegue la fase de resolución, sino volver a la fase de meseta, (que es cuando la excitación sube de nivel y comienza la lubricación vaginal, que se debe a las glándulas de Bartholin, las cuales segregan un liquido que humedece la vagina y la prepara para la penetración) en la que la excitación sigue en su punto y desde la cual vuelves fácilmente a pasar al orgasmo. ¿Se nace multiorgásmico, o realmente podemos alcanzar por nuestra cuenta este 'fenómeno'?
PD: El texto no es mío.

jueves, 28 de agosto de 2008

Te maté porque eras mía

Hoy ha sido un día como otro cualquiera. Pero con la diferencia de que no estabas tú. Me he levantado temprano, como siempre, y he bajado a la cocina a desayunar, pero no estabas tú con tus manos temblorosas preparándome el desayuno, dándome un beso en la mejilla y diciendo buenos días cariño. No estabas para poderte mirar una vez más con todo el desprecio con el que soy capaz, no estabas para chillarte y pegarte una buena hostia porque el café no estaba como a mí me gusta. Así que ni he desayunado y me he ido a trabajar. El día no se me ha hecho muy largo, pero al volver a casa ha sido lo mismo que por la mañana. No estaba mi comida lista sobre la mesa y no estaban tus putas piernas que tengo que abrir a la fuerza sobre mi cama. Ya son las 11 de la noche y no quiero irme a dormir solo. Tú no lo entiendes. Te maté porque te amaba.

lunes, 25 de agosto de 2008

¿Mártires o asesinos?



Ferdinando Nicola Sacco y Bartolomeo Vanzetti


Tanto el uno como el otro compartían las ideas anarquistas. Al calor de esos principios había surgido entre ellos una gran amistad. Pero aunque habían marchado juntos a México y participaban en actividades políticas radicales, siempre Sacco fue un anarquista más activo y constante que Vanzetti. Este último estaba más inclinado a los temas sociológicos y las cuestiones espirituales.
Cuando la policía les cayó encima, los 2 pensaron que eran detenidos por ser anarquistas y mintieron a las autoridades sobre la procedencia de sus armas y municiones, sus relaciones personales y las actividades que realizaban esa noche. Y volvieron a mentir al día siguiente, cuando los interrogó el fiscal de distrito, Frederick G. Katzmann. Tanto este último como el jefe de la policía, Stewart, pensaron que los hombres estaban tratando por todos los medios de ocultar algo. Pero, ¿cuál era el secreto que guardaban? Pese al hermetismo de los arrestados, el fiscal creyó que existían suficientes evidencias para acusarlos de cómplices en los asaltos de Bridgewater y South Braintree.
Durante el procedimiento policíaco y judicial de encausamiento, las autoridades cometieron varias arbitrariedades y violaciones de los derechos de los detenidos. Las principales fueron: no se les informó sobre las causas de su detención; las armas y proyectiles no fueron manejados de acuerdo con los requerimientos que rigen para las evidencias balísticas. Y peor todavía: con el tiempo se supo que, al parecer, uno de los proyectiles claves fue cambiado por la policía o la fiscalía, de forma intencional o involuntaria. Para su identificación, los acusados fueron presentados ante los testigos de forma aislada, no mezclados con otras personas, como es lo usual en este procedimiento. Y también se ha dicho una y mil veces que los testigos fueron sugestionados para que identificaran como únicos culpables a Sacco y Vanzetti. Aún hoy estas anomalías judiciales son los principales argumentos de quienes continúan defendiendo la inocencia de los 2 inmigrantes italianos. [...] Sacco y Vanzetti no fueron acusados de las actividades terroristas que pudieran haber cometido por sus ideales, sino por delitos comunes. Y en este sentido hay pruebas irrefutables de violaciones realizadas durante el juicio.
¿Fueron criminales o mártires? ¿Víctimas de circunstancias desafortunadas o de prejuicios sociales?




¿Llegamos a ser tan patéticos de juzgar de escoria sólo por los ideales? Que el mundo empiece a cambiar por favor... Libre es cada uno de su opinión, para mí, inocentes y LOS DOS.
PD: y es que me niego a volver a escribir en un tiempo de amor o desamor, y mucho menos de ti.

domingo, 24 de agosto de 2008

Lejos de mi

Querida amiga:

Llevo bastante tiempo dándole vueltas sobre como decirte esto, porque no eres demasiado fácil de entablar una conversación. Poco antes de conocerte me dijeron que siempre estabas sola, que no sabías apreciar ni un momento bello de la vida y que tu mirada en ocasiones conseguía perforar hasta el más oscuro de los corazones. Me dijeron que lo mejor era no conocerte, que eras tan egocéntrica que cada vez que te zambullías en la vida de un algún pobre desgraciado absorbías todo lo que quedaba de su alma. Que te encantaba humillar y reírte de cualquier ser vivo, que no conocías la palabra corazón ni la conocerías nunca. Que cada noche te ponías tu vestido de raso rojo y con una buena botella de tequila bajo el brazo amparabas a cualquiera que te abriera sus brazos para tú abrirte de piernas. En cierto modo, me dio igual todo aquello. Siempre he tenido fascinación por todo eso que la gente odia o que me dicen que ‘no es bueno que…’ así que empecé a conocerte. No entiendo porqué decían que siempre estabas sola, a mí todavía no me has abandonado nunca. Y creo que por eso es por lo que te estoy escribiendo. Porque me estoy empezando a cansar de tenerte metida a todas horas en mi casa, en mi cama, en mi coche, de que pasees conmigo por las calles… Me dan asco tus caricias y tu sonrisa taladrada a la fuerza. Así que lárgate. Lárgate de una puta vez y déjame tranquila. Te he acogido durante años y nunca me has oído quejarme. Estabamos bien las dos dentro de una burbuja creada a la fuerza. Pero me he cansado y no te soporto más. Vete por favor. Vete Soledad.

viernes, 22 de agosto de 2008

Y ya no queda nada

Se ha acabado. Y yo sé que ahora es cuando empieza, ahora cuando nos toca eso de olvidarnos, es cuando empieza todo. El no llamarte, el no buscar tus ojos, el no recorrer tu cuerpo ni las calles a tu lado. Sé bien como soy, y sé que tu eres todo lo contrario. No me jode por nosotros, ni por ti, ni por mi… Me jode la rapidez con la que me has olvidado, pero sobre todo, lo que más me jode, es no haberlo visto venir. Ahora recuerdo porque odiaba tanto el amor, y te aseguro cariño, que no me ha dolido. Esta vez no. No me duele ni la mitad de lo que te va a doler a ti.

martes, 19 de agosto de 2008

Cuanta tonteria

Y luego me preguntas porqué no supe quererte...