domingo, 29 de junio de 2008

Recuerdas?

La música comenzó a sonar y sus ojos contemplaron una calle empedrada con un bonito chalet a la derecha y una verja gris a la izquierda tras la que se escondían más de una veintena de preciosas rosas rojas. Lo reconoció. Reconoció ese camino, ese aroma, ese aire... y empezó a caminar. LLovía y sus pies estaban descalzos pero no importaba. LLegó a donde quería, ese lugar donde le había visto por última vez. Ese lugar en el que había pasado tantos ratos con sus amigas y con él. Se apoyó en la barandilla granate y sonrió. Ese paisaje que tanto le gustaba, por fin lo volvía a tener en frente. Los montes, los árboles, los campos de cultivo, la ciudad a la que se habían escapado tantas veces de pequeños a lo lejos y derrepente él a su lado...
- ¿Recuerdas? Hasta nunca fueron las últimas palabras que cruzaron nuestras bocas...
- Yo simplemente dije adiós - dijo ella.
- Sí, es cierto, tú siempre decías adiós. Pero aquella vez fue distinto, tus ojos sólo transmitían tristeza...
Le acarició suavemente el pelo mojado por la lluvia y ella se encendió un cigarro. Había dejado de llover.
- Mis ojos sólo transmiten tristeza desde entonces...








PD: Parte de la historia es real, y parte no...

sábado, 28 de junio de 2008

Sé que pueden mutilar niños, bombardear países, destruir pueblos, quemar estrellas, maltratar cielos, controlar televisiones, prohibir libertades, encerrar vidas, torturar corazones, extinguir razas, fulminar recuerdos, violar deseos, borrar pasados, proyectar presentes, originar futuros, encarcelar almas, oprimir cuerpos, atar sonrisas, amontonar sangre, enloquecer corduras, asesinar a lo natural, reconstruir lo inerte, descerrajar olvidos, matar recuerdos, olvidar muertes, recordar asesinos, revivir fascistas, acribillar anarquistas... Pero también sé que aún no han conseguido apagar la luminosa llama de una idea, la loca esperanza de una ideología o la increíble fuerza de un sueño...

viernes, 27 de junio de 2008

Somos cinco mil

Hijo de padres campesinos, la actividad vocalista de su madre le produjo el primer contacto con la música. Se convirtió en un referente internacional de la canción reivindicativa y de cantautor. Participó dirigiendo y cantando en un ciclo de programas de televisión contra la guerra y el fascismo. Fue detenido por las tropas de Pinochet, torturado durante horas, golpeándole las manos hasta rompérselas con la culata de un revólver y finalmente lo asesinaron un 16 de Septiembre.

Estando preso escribió su último poema:


Somos cinco mil
en esta pequeña parte de la ciudad.
Somos cinco mil
¿Cuántos seremos en total
en las ciudades y en todo el país?
Solo aquí
diez mil manos siembran
y hacen andar las fábricas.
¡Cuánta humanidad
con hambre, frío, pánico, dolor,
presión moral, terror y locura!




Y aquí una canción, que si no recuerdo mal y no me dejo a ninguno, cantan Marea, Fe de ratas, Reincidentes, Extremoduro, Desinencia y La Fuga.



Cierra las manos y es tarde para abrir
y hoy empezamos de nuevo a vivir
si quieren poner cadenas en tu vida
sabes que hay que romperla cada dia
si crees en la libertad hoy es el momento de empezar
A CANTAR
Si cada día que pasa cuando sale el sol
tus palabras dañan al opresor
si cada cruel instante cada cruel momento
están grabados en tu pensamiento
recuerdos de ayer perdidos en el cielo
y que nunca logras borrar el tiempo
si crees en la libertad hoy es el momento de empezar
A CANTAR
pasan los años y aun se escucha su voz
Víctor Jara
Víctor Jara no murió
Víctor Jara
Víctor Jara no murió
Si cada día que pasa cuando sale el sol
tus palabras dañan al opresor
si cada cruel instante cada cruel momento
están grabados en tu pensamiento
recuerdos de ayer perdidos en el cielo
y que nunca logras borrar el tiempo
si crees en la libertad hoy es el momento de empezar
A CANTAR
pasan los años y aun se escucha su voz
Víctor Jara
Víctor Jara no murió
Víctor Jara
Víctor Jara no murió

miércoles, 25 de junio de 2008

Y tú que no sabes ni quien eres, que confundes el presente con futuros inciertos donde ni siquiera una mirada merece la pena. Tú que necesitas el roce de un cuerpo distinto cada noche para sobrellevar el peso de una ausencia y el amargo sabor a tequila para conseguir mirarte en un espejo y no sentir asco. Tú que buscas en cada mirada unos ojos que no muestren indiferencia y conformismo, tú que por momentos olvidas de donde vienes y te conformas con aparentar lo que los demás esperan que seas. Tú que duermes abrazado a una ilusión y que no sabes nada de angustias, de desenfrenos, de distancia y de dolor... Tú que aguantas el paso de los días sentado frente a un televisor por las mañanas y frente a una barra por las noches. Tú que me miras y sonries esperando encontrar en mi lo que nunca te voy a poder dar. Tú que no entiendes que hay cosas que escapan del control de uno mismo te empeñas en controlar mi pensamiento. Tú que dices adiós y no te vas nunca y dices hola y es como si no estuvieras. Tu que miras a la nada buscando un todo donde no lo hay, donde no merece la pena buscarlo. Tú que esperas conseguir algo natural de lo inerte, no comprendes que mi corazón murió hace tiempo y que hay cosas que no están hechas ni para ti ni para tus besos. Tú que no entiendes que prefiero escaparme sola que contigo aunque te piense cada noche. Tú que no has hecho nada en tu vida por nadie esperas a que alguien lo haga todo por ti. Tú que ofreces el cielo y las estrellas y aún no te has despegado ni dos centimetros del suelo. Tú que esperas que las oportunidades te vengan solas, tú que no sabes nada de luchar, de correr tras un sueño o de llorar de felicidad... Tú... Tú que no sabes ni quien eres, me preguntas quien soy yo.

sábado, 21 de junio de 2008

Es mejor

Han sido tantos finales que terminé por aborrecer los principios. Todo empieza para acabarse y yo ya estoy harta. Prefiero vivir las cosas en su momento, en lo que me ofrece el presente y no ilusionarme con futuros hipócritas y extravagantes y dejarlo todo ahí. Es absurdo intentar volver a vivir un día o una fiesta que en su año te marcó, porque las cosas no se repiten, aunque sea en el mismo lugar o con la misma gente. Las cosas ocurren una vez y no hay más. Es absurdo volver a intentarlo con un amor porque ya no será tan maravilloso como lo era antes. Es absurdo querer volver a hacer las cosas que hacías antes con alguna amistad, porque no será igual. Es mejor dejar las cosas como están. Es mejor guardar un buen recuerdo que no volver a intentarlo y que sea un chasco. Prefiero recordar las cosas como las viví y no como realmente son.

miércoles, 18 de junio de 2008

Y qué es lo que ignoras tú?


'Todos somos muy ignorantes, lo que ocurre es que no todos ignoramos las mismas cosas.'

lunes, 16 de junio de 2008

Recuerdos de una vida diferente

Bajo unos libros, empolvado en un rincón encontró un álbum de viejas fotos de tiempos perdidos en la memoria de los pocos que quedaban ya vivos. Por edad, por enfermedad, o por lo que fuera, el tiempo había transcurrido ya para todos, y a nadie le quedaba demasiado. Sus ojos azules aterciopelados, recorrían cada cara, cada calle, aunque ya era imposible acordarse de los nombres de todos o de a dónde conducían cada una de esas calles que en su niñez recorrió tantas veces. Su piel arrugada comenzó a dolerle, no por fuera, era un dolor por dentro, un dolor mucho peor que uno físico. Entonces recorrió con la mirada su salón, y vió las fotos de sus nietos, de sus hijos, de su marido... Había muerto hacía dos años y le había querido con todo su corazón. Pero no como a él... Se resignó a que nunca más podría ser y encontró la felicidad en otro hombre, pero eso era un secreto que se iría con ella. No le volvió a ver, 75 años después de la última vez, no recordaba su cara, no recordaba su voz, sólo sus ojos verdes y la sonrisa que la volvió loca un día. El corazón había dolido cada día de su vida, por su ausencia, por su recuerdo. Era la parte que la complementaba y tuvo que aprender a vivir sin él. Cerró el álbum y secó sus ojos. Volver al pasado es morir.

sábado, 14 de junio de 2008

Noches de pena

Cada vez que se muere un niño, cae un trozo de noche a la tierra y en el hueco que se queda en el cielo nace el fuego de una nueva estrella. Esta noche mira hacia el cielo, lo verás todo lleno de estrellas. Cada una por un niño muerto, cada muerte una noche de pena.

'Los de marras'

miércoles, 11 de junio de 2008

Dormías

Dormías, dormías… Y entre sueños quise encontrarme contigo para que me ayudaras a comprender algo de esta puta sociedad. Dormías y todos entraban y salían como si les importaras lo más mínimo. Dormías al mismo tiempo que yo moría. Dormías y yo sabía que no eran tan profundos tus sueños ni tan amargos tus despertares. Dormías al asombro, curiosidad o tristeza de todos y yo sabía que los notabas. Que notabas sus aires de prepotencia y sus vacías lágrimas cómo si ahora pretendieran cambiar el mundo. Agarré tu mano fuerte y comencé a contarte aquella historia que siempre soñaste que alguien escribiera para ti. Dormías y yo se que recordabas las noches lúgubres e infames de tiempos perdidos en la memoria de un pobre anciano. Dormías y yo te miraba, unidos por nuestros lazos y separados por nuestra triste realidad, imaginando la brisa de octubre en nuestra cara. Dormías y dormirás, como dormiremos todos…

lunes, 9 de junio de 2008

Le llaman Rey

Le llaman rey y no vivió ni 50 años. Consiguió hacerse un hueco en los corazones de más de medio mundo y crear algo que de no ser por él hoy posiblemente no existiría como no existirían tantos que han seguido (o que han intentado) seguir sus pasos. Le llaman rey y paso a la historia como tal, con sus depresiones y melancolías, con su hiperactividad y movimiento de caderas. Le llaman rey y será la única monarquía a la que me arrodillaría, le llaman rey, el rey del Rock.

sábado, 7 de junio de 2008

Solución? Castración!

Las 11:30 de la noche y por fin acabas de trabajar. Tienes ganas de llegar a casa y prefieres ir andando que tener que esperar a un taxi, aunque los tacones te están matando. Te enciendes un cigarro por el camino y miras el móvil haber si te ha llamado, pero lo tienes apagado así que tampoco te apetece encenderlo. Mañana le llamarás. Hace algo de frío y no hay un alma por la calle. Sacas las llaves y entras en el portal seguida un vecino. Tarde te das cuenta de que no es un vecino y ya la puerta se ha cerrado tras él. El ascensor no está ahí y prefieres subir por las escaleras antes de esperar con un extraño. Aceleras un poco el paso, ya te estás poniendo un poco nerviosa y piensas que no hay razón, pero antes de que puedas poner un pie en el escalón ya te ha agarrado y empotrado contra la pared. El corazón te late a mil por hora y sientes miedo, mucho miedo. No puedes reaccionar, no tienes escapatoria y sólo rezas porque algún vecino entre en el portal y te saque de allí. Pero él ya ha comenzado a manosear tus senos de una forma asquerosa…
-¿Tienes novio?
-Sí..
-Pues esta noche le vas a poner los cuernos, preciosa…
Te preparas para lo peor y comienzas a llorar y a chillar. Tu falda ya ha sido desgarrada y su pene ya está fuera de su pantalón. Y te viola, tira por los suelos toda tu puta dignidad y en la luna se pueden oir tus gritos ahogados. Y una vez el trabajo hecho se marcha por donde vino, dejandote tirada en el suelo, semidesnuda y temblando de miedo, con la mirada perdida y las lágrimas resbalando por tu cara. Metida en un infierno del que tardarás mucho salir y ese hijo de puta paseando por la calle, fumándose un cigarro o bebiendo una cerveza, recordando la magnífica noche que ha pasado y poniéndose aún cachondo al revivir tus gritos. Denuncias, y qué? Irrelevante si le cogen o no, porque de esos cuántos ¿10 años?, estará en la calle en 4, y volverá a hacerlo, y a cuántas más se lo habrá hecho… y tú sólo puedes llorar, y vomitar al recordar su cara, morirte del asco al recordar aquella noche y sentirte despreciada, humillada, tu vida truncada por una puta noche de mierda, una puta noche de mierda en la que un desgraciado decidió que quería follarte, porque él se lo merecía, porque es demasiado inútil o demasiado asqueroso para follar con consentimiento. Que más da la condena, no hay nada que vaya a borrar la humillación que te hizo pasar ese cabrón, la solución no es la cárcel… Y aunque no esté a favor del dolor… aquí la única solución coherente que se me ocurre, es la castración. Sí si, he dicho coherente.

jueves, 5 de junio de 2008

Dios es mortal



Bueno, hoy quiero dedicarle esta entrada a él, porque aparte de tener una voz que me encanta, sus letras me ponen la piel de gallina...

Nace en el año 1975 en Berriozar (Navarra) y al finalizar sus estudios pasa a trabajar en una obra como peón donde conoce a otros integrantes del grupo como El Piñas o Kolibrí. Las inquietudes de Kutxi por el rock & roll de grupos como Barricada y su amor por la poesía fueron fuertes desde su juventud. Por eso, en el año 1999 publica su primer libro de poesía, Ruidografías, del que se distribuyen unas pocas copias sobre todo en su Berriozar natal. Paralelamente, el grupo Marea publica su primer disco, La patera. Éste, que en un primer momento era una maqueta, tiene una buena acogida en el circuito del rock urbano.
Con Marea publica dos discos, Revolcón y Besos de perro. En cuanto a su carrera como poeta, publica El sumidero en 2001, bajo el seudónimo José Etxailarena, y Poémas indómitos en 2003. Ambos distribuyen pocas copias.
En 2004 publicó un libro llamado León manso come mierda que recopilaba todas sus publicaciones anteriores y que llegó a más público. Además, con Marea se publica 28.000 puñaladas. Después salió Las aceras están llenas de piojos, su último disco.

Aquí os dejo uno de los poemas de Ruidografías:

Felicidad


Se fue,
ni como, ni porque sé,
pero se esfumó,
como vi vida y mis actos y mis palabras
y mi mísera existencia se van
al vaivén de los péndulos,
al traqueteo del tren de las mañanas,
al taconeo de los pasos de los días,
y a la voz de mando de una autoritaria luna
me encamino cegado y desvelado tratando
de buscar el ansiado sentido de las cosas,
la esencia del estar,
mas una y otra vez me despeño calle abajo,
enmudezco ante tanta estupidez,
me acoplo al puzzle del gentío y el bienestar
derrochando mis grises sonrisas,
mis escépticas miradas,
aunque eso sí,
guardando un ápice de mi pálida esencia para ti,
derramándola sobre nuestro camino,
escribiendo con ella la palabra felicidad en nuestros rostros y
repitiéndola cien mil veces a gritos,
dios mío que lúgubre suena,
que triste,
que falsa y que real a la vez,
incesantemente,
recordándonoslo,
estais vivos.

'De Berriozar a donde sea.. y que suba la MAREA...'

miércoles, 4 de junio de 2008

Infancia perdida

Mucho hablamos de los países tercermunditas y de las penosas condiciones en las que viven, pero nosotros tampoco vivimos en el maravilloso primer mundo que nos venden... Esto, esto también es Europa

Tras nueve años de invasión capitalista en el antiguo paraíso comunista del megalómano Ceaucescu, han nacido los especuladores y los nuevos ricos, mientras que los pobres, sin el apoyo de las estructuras del Régimen anterior, son abandonados a su suerte.

La mayor parte de los rumanos logran sobrevivir malamente. Esto ha producido un triste fenómeno: aumenta sin cesar el número de niños abandonados por sus familias empobrecidas. Rumanía nunca tuvo buenos servicios sociales para acogerlos. A estos niños se suman los que han contraído el virus del sida. Se le llama el sida del Régimen, porque es el amargo fruto de una asistencia sanitaria que descuidaba las más elementales reglas de higiene. Incluso se ha denunciado que el Régimen utilizó a niños huérfanos como conejos de indias en la investigación científica sobre el virus HIV.
Los niños de la calle de Bucarest viven bajo tierra, en las alcantarillas. Éstas son las escalofriantes revelaciones de un reportaje realizado por el periódico italiano Avvenire. Roban, se prostituyen porque tienen que comer. Discuten entre ellos y se pelean, eso sí, como todos los niños del mundo.
El ángel de las alcantarillas más pequeño de Bucarest se llama Daniel y tiene cuatro meses. Sus padres, Mara y Florián, también viven bajo tierra. Cada día, el pequeño Daniel sale a ver la luz del día, por la boca de la alcantarilla, en brazos de su madre. El padre es un poco el jefe de los chavales de este trozo de ciudad subterránea, que comparten con las ratas de las conducciones de agua. A Florián una vieja gitana le ha ofrecido cuidarle el niño, pero tiene miedo de que se lo vendan. Si no encuentra otra solución, acabará confiándolo a una institución.
Los ángeles de las alcantarillas de Bucarest están bien organizados. Cada grupo tiene un jefe al que hay que obedecer. Deben robar o prostituirse para él. Comen pipas cuyas cáscaras escupen con suficiencia y, de vez en cuando, meten la nariz en una bolsa de plástico con pegamento fuerte o barniz para drogarse, aspirando los gases que desprende el producto químico. Un frasco de Aurolac, disolvente orgánico que cuesta siete mil liras, basta para dos o tres días.
Junto a estos desperdicios humanos, y sin embargo ángeles inocentes, condenados a sufrir, creados por la sociedad del sálvese quien pueda, privada de valores tras la caída del Régimen, el otro gran pecado social de Rumania respecto a la infancia es el de los enfermos de sida, condenados a morir sin saber lo que es un juguete. El sida pediátrico, en Rumanía, es una herencia del Régimen. En la última década, miles de pequeños con el virus han sido abandonados, en el mejor de los casos, en orfanatos estatales inmundos, hacinados, y priva- dos de los medios más elementales para un crecimiento digno como personas.
Los casos de sida infantil, entre 0 y 12 años, son 4.594 en todo el país, y representan el 59,1% del sida pediátrico de toda Europa. Sólo en 490 casos están también infectados los padres, señal de que la transmisión del virus no fue por vía parental sino horizontal, lo que representa una anomalía respecto a otros países.
Varias organizaciones, entre las que se encuentra Cáritas y otras instituciones católicas, se ocupan de estos niños y han creado centros para ellos, en los que procuran, en los pocos años o meses que les quedan de vida, sustituir con amor la compañía de quien los abandonó. De otro modo, morirían completamente solos.