miércoles, 12 de noviembre de 2008

11 Noviembre

Es increíble como un simple enano puede traer consigo tantas sonrisas y lágrimas (pero de felicidad) a la par. Aunque menos mal que él no se entera de nada, porque esto de que todo el mundo venga a verte, empiecen a poner el típico tono de voz idiota y a decir tonterías e ir pasando de brazos en brazos tiene que ser frustante y muy agobiante. Pero él no se queja y a los demás se nos cae la baba... Enhorabuena a los papás!

2 comentarios:

Twat Boy dijo...

Enhorabuena a los papás, sí!!! Se dice que hay cosas que sólo se aguantan de joven e ir de brazo en brazo, aguantar tonos de voz forzados, etc. etc. es una de esas cosas que sólo se aguantan si eres muy muy joven, recién nacido, vamos.
Un saludo a todos!!!

Oski dijo...

Jajaja, lo mismo pienso de mi sobrino. Pasando siempre de brazo en brazo y viendonos hacer el tonto.

Si tuviera razón pensaría: Están como cabras...

Yo creo que sí, pero lo felices que somos con el "enano"

Un abrazo.