miércoles, 22 de octubre de 2008

Y cuando me canso, a la basura

Tengo frío y estoy muerto de hambre. Llevo horas andando sin saber donde estoy ni hacia donde ir. A lo mejor me están buscando, sí, será lo más seguro. Aunque quizás no, porque parecían muy decididos cuando me han abierto la puerta del coche y luego se han largado. Yo pensaba que veníamos al parque a jugar como siempre, pero esto no es el parque al que vamos siempre. Puede que esto sea un juego y en cualquier momento vendrán. Pero es que estoy tan cansado que ya no quiero jugar más. Hace mucho frío, además ya es demasiado tarde y por aquí no viene nadie. No entiendo como he acabado aquí, si es que yo antes lo tenía todo, tenía una casa calentita en la que dormir, tenía comida todos los días, tenía una amiga estupenda que jugaba conmigo a todas horas...
¿Por qué me han dejado aquí? ¿Es que he hecho algo mal? Si yo era el que vigilaba la puerta todas las noches, el que les recibía cuando llegaban del colegio o de trabajar, con el que jugaban cuando estaban aburridos...
¿Y ahora? Aquí estoy, tirado en un pequeño parque de una carretera lejana. ¿Eso hacen con todo el mundo? ¿Cuando empieza a estorbar lo dejan tirado en la calle? Que egoístas.

4 comentarios:

Jordi Soler dijo...

Muy bueno. Sencillo i potente. Muy bueno.

Twat Boy dijo...

Si nos quitamos de encima a padres ancianos o a abuelos enfermos, ¿cómo no vamos a abandonar al perro?
Un saludo a todos!!!

ArKaDaS De HipoKreSia dijo...

Y eso es una justificación?

Twat Boy dijo...

No, no es una justificación. Quería decir que si no tenemos sentimientos con quienes nos dan la vida, iágina con un perro. Es cuestión de falta de sentimientos, no de justificarlo, porque no se puede.
UN saludo!!