lunes, 10 de marzo de 2008

Abrir bares para cerrar heridas..

Se dice que de los errores se aprende, pero hasta que punto es cierto eso?
Hay veces que los cometes conscientemente porque crees que es lo correcto, porque debes defender a alguien aunque jodas a otro, porque hay valores que están por encima de la moral o porque es lo que necesitas hacer en ese momento. Hay veces en las que no piensas en lo que estás haciendo, veces en las que te sientes inseguro pero al final, coaccionado o no, lo haces. No sé que es exactamente lo que nos lleva a cometerlos cuando somos conscientes, quizá en un tanto porciento minoritario a realizar cosas que en el fondo sabemos que nos perjudican a nosotros y en cierto grado a terceros. A veces, cuando nos encontramos en una de esas situaciones deseamos conocer el futuro, saber que deberiamos o no hacer, pero entonces de que serviría la vida si nos dieran ya escrito lo que esta bien o lo que esta mal? A lo mejor tendríamos lo que anhelamos, pero sería una felicidad absurda, carente de sentido, porque no tendrías lo que has conseguido, si no lo que te han regalado. Hay errores tontos, que pueden ser perdonados con facilidad, o que al poco tiempo sólo serán para ti un vano recuerdo de alguna tontería que cometiste y de la que te arrepentiste en su día, pero hay otros... hay otros que pueden cambiar tu vida en un segundo, hay otros que vas a tener que llevar a cuestas día tras día preguntandote porque, porque has sido tan idiota, preguntandote como habría sido todo si nunca hubiera sucedido esa gran gilipollez. Pasan los años y a veces me pregunto si al fin y al cabo no son esos errores los que realmente estaban escritos desde un principio, creo que nunca he sido una persona que creyera mucho en el destino, pero a lo mejor era lo que tenía que pasar, a lo mejor no te equivocaste realmente del todo, a lo mejor era la forma en la que tu vida te decía que eso no era para ti, a lo mejor era la manera de aprender a vivir, a lo mejor si ese error no hubiera existido no serías ni la mitad de lo que hoy en día eres. Pero somos tan necios que nos negamos a aceptar que la mierda que nosotros hemos creado es en la que tenemos que revolcarnos, y quien no ha vuelto a cometer ese mismo error? Hay muchos que no, pero en otras ocasiones nos cegamos en la idea de que esta vez tal vez sí, y nos volvemos a dar la hostia. Entonces, ¿cuando aprendemos de ellos? Cuando ya nos hemos caido tantas veces que no hay ni fuerzas para levantarse? Y entonces es cuando no queda nada, cuando te preguntas porque o para que vivimos, cuando pierdes hasta la maldita esperanza y que te queda?? Pensar, oh si, dentro de un tiempo seguro que este error me hara recapacitar y crecer como persona.. Y para que, para escribir algo en un blog, en una libreta o donde sea que dios sabe si le interesara a alguien, y decirte a ti mismo 'esto no se repetira...' Se que muchos errores me han servido hoy en día para no ir descalza sobre el fuego, se que muchas otras veces resulta maravilloso sentir arder todo tu cuerpo, y tambien sé que aún hay errores que me siguen quemando por dentro...

2 comentarios:

ToNee dijo...

con el tiempo he aprendido a aceptar mis cagadas. antes luchaba contra ellas, intentabla corregirlas, superarlas. hoy, casi no tengo ocasion para errar porque dentro de casa y solo poco puedes hacer, pero cuando lo hago, por lo que sea, lo acepto, me lo como, y sigo mi camino como si nada. es la ventaja de que todo el mundo sin excepcion te rechace, que puedes actuar friamente con absolutamente todo. un besito.

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.