lunes, 25 de febrero de 2008

Si soy lo que soy ahora, es porque tu me lo enseñaste..

Estaba en el hospital, sentada en una de esas sillas de esos pasillos de mierda en los que parece que no hay fondo, con la mirada perdida mientras las lagrimas resbalaban por mi cara...
Te ibas, lo que yo más quería en este mundo, y te ibas, se que es ley de vida, pero nunca imaginé que llegaría ese momento. A quien le contaría yo ahora mis ilusiones y mis sueños? A quien se le llenarían los ojos de lagrimas cada vez que me viera sonreir o cada vez que le dijera te quiero? Tu que me has visto crecer, que me has acojido en tu casa cada vez que las cosas no han marchado bien, tu que me has enseñado todo en esta vida, tu que me has visto caer y me has ayudado a levantarme, tu que me has dado todo el cariño del mundo en un solo abrazo... Y sentada en esa silla no hacía mas que recordar cuando era pequeña e iba a verte los domingos y saltaba de alegria en tus brazos, cuando jugabas conmigo y te reías con mis tonterias, cuando me venías a buscar al cole cuando a todos los demas niños les venian a buscar sus padres y yo te veia ahi, esperandome, y corria hacia ti, sintiendome la niña mas feliz del mundo. Cuando me fui haciendo mas mayor y te veia deteriorarte, esa puta enfermedad que te quito movilidad en parte de tu cuerpo, y todas las veces que te visto haciendo esfuerzos por sonreir, todas las veces que me has dicho 'se fuerte cariño...', y todas las veces que se que ya no te tendre. Que tu casa se quedara vacia, como mi vida, y que mirare esas fotos que veiamos aquellas tardes en tu casa y que significan algo para los dos, y que ya no estaras, que estas ahi dentro debatiendote entre la vida y la muerte y yo aqui sentada escribiendo una historia que ya ha llegado a su final. Sere fuerte, sere fuerte por ti, porque eres una de esas personas que se ganaron a pulso todo mi cariño y mi confianza, porque no me importa estar llorando si es por ti, porque te recordare siempre, porque cada noche que mire al cielo y vea aquella estrella, sabre que eres tu quien la ilumina, que me seguiras cuidando a cada instante, y solo quiero que cuando me llegue a mi la hora seas tu la primera persona que vea y que me sonrias como siempre lo has hecho.
Sale una enfermera y me dice que me vaya a casa a descansar, la miro y le digo que no, simplemente que no... Me hubiera gustao decirle algo mas, pero para que, no tengo que dar explicaciones de lo que te quiero, no tengo que decir que me quiero quedar contigo hasta el final, aun me queda la esperanza de que sobrevivas, y si lo haces quiero que me veas a tu lado al despertar, y si no lo haces, no podria perdonarme el haberte dejado ahi mientras yo estaba durmiendo en casa egoistamente.
Pasan dos horas, y por sus caras ya se que se acabo, que este era tu final, no hace falta que me digan nada, rompi a llorar, recordando tu cara, tus manos, tus ojos azules, esos ojos que herede de ti... esos que cada vez que mire un espejo me recordaran a ti... La mejor persona en la tierra.. el mejor ángel en el cielo.. Te quiero abuelo, te quiero hasta el fin...












Texto que escribi hace mucho, y que hoy, 2 años después ha vuelto a hacer que tu llama siga viva en mis recuerdos...

3 comentarios:

ToNee dijo...

es simplemente precioso... para que decir mas? un beso

Lisa dijo...

cuando alguien se va de tu lado no llores por haberlo perdido, alégrate de haberlo conocido

Hay gente que no comprende la relación que tenemos con nuestros abuelos, pero es maravillosa, me alegra que tengamos eso en común

Cora dijo...

me ha parecido muy bonito el texto y lo que expresas en el... yo no tuve ese tipo de relacion con los dos abuelos que pude conocer.. debe estar genial...