viernes, 6 de abril de 2012

Fénix.

Llevo mucho tiempo sin recibir a la inspiración. Demasiado. Yo antes era de la que escribía más de lo que leía. Escribía cualquier cosa, en cualquier momento, en cualquier sitio. Si me venía una frase tenía que apuntarla porque después de ella tarde o temprano saldría otra y otra y otra. Ahora ya no es así. Ya casi nunca escribo, pero leo a destajo. Creo que he descubierto que zambullirse de un modo desenfrenado en las mentes e historias de otras personas ayuda a olvidar el propio mundo por unas horas. También quizá es que tenía miedo de plasmar en un papel todo el rencor que no era capaz de canalizar con palabras y que pudiera terminar arrepintiéndome de todo lo que mi subconsciente podría ser capaz de escribir.

No sé ya si alguien en algún momento leerá esto, tampoco sé para quién estoy escribiendo, sólo que por una noche me he creído capaz de decir algo, a nadie, a todos, al aire.

Desconozco si la finalidad de esto es hacer una despedida informal a este blog, un pequeño homenaje a ese tiempo en el que escribía todo lo que pensaba, cuando los dedos fluían solos por las teclas y las palabras brotaban desde dentro, no como ahora que las noto quemadas y ensuciadas.
También porque imagino que necesitaba saber de algunos de vosotros, releer comentarios pasados, y dar las gracias por el apoyo que me brindaban 'desconocidos' desde esta página.

No puedo catalogar estos últimos meses ni de buenos ni de malos, más bien de aprendizaje. ¿Sabéis cuando os lleváis una hostia tan inesparada en la cara que no sois capaces de reaccionar? Os quedáis con cara de idiota, la boca abierta, y los ojos colmados de preguntas sin poder moveros. Algo así me ha pasado. Me he llevado un par de esas decepciones que no crees que te puedas llevar en la vida, y cuesta asimilarlo. Ha costado lo suyo, pero no sé cómo, resurgí. Supongo que porque empiezas a ver las cosas con mayor claridad, porque reconoces los hombros que no han dejado que te surmerjas del todo, y porque entiendes que hay cosas que es mejor perder.

Aún así, y ahora que puedo verlo prácticamente desde fuera saco la parte positiva, que al final es lo más importante, aunque he de reconocer que si antes no me creía de la misa la mitad, ya no me trago ni la introducción. Supongo que son los gajes del oficio.

El resto no ha cambiado mucho, sigo siendo de esas que echa demasiado de menos casi todo, indecisa y asquerosamente experta en darle cien mil vueltas a todo. Sigo enamorada de Barcelona, y sigo buscando amaneceres de esos que se te quedan grabados en la piel.

No tengo mucho más que decir esta noche, así que antes de que me entre el arrebato y decida borrarlo todo, voy a darle a publicar así como esté. Sin releerlo ni pararme a pensar en la de estupideces que habré dicho, ni si alguien me habrá entendido.

Os mando un abrazo a todos, que como ya he dicho, no sé si será el último o no. El tiempo dirá. En especial a Oski, Kayako, ToNee y Salem. No sé ni si se acordarán de mi, pero al volver a entrar aquí, y mientras escribía esto y sin mucha explicación, sus nombres han rondado continuamente mi cabeza. Vuestros nombres.

Y, por cierto, la luna desde mi ventana hoy está preciosa :).

viernes, 8 de julio de 2011

Sus intereses y mis misantropías.

Dicen que los pilares se derrumban, y es cierto. Puede haber material que resista fuego, agua, viento y tierra, pero no el que resiste desengaños, traiciones, puñaladas y falsas esperanzas. No se puede cimentar lo que se construye por interés.
Y así es como funcionan, por interés. Qué más da como te sientas, si mientras cada uno consiga sus objetivos la mesa está servida. Luego te vienen con todo aquello de que el fin justifica los medios, o eso de que 'no me he dado cuenta'.
No tengo la intención de plasmar aquí el asco que he podido llegar a sentir por el ser humano en este último mes, es más, aunque lo intentara no creo que lo consiguiera, pero hoy más que nunca he sentido la rabia y la impotencia que te hacen desear marcharte una buena temporada y no saber nada de muchos. Y no es que no me esfuerce por entender los motivos que te pueden llevar a actos tan hipócritas o tan desdeñosos, es que me duele el simple hecho de pensarlo.
Luego son las personas más ofendidas del mundo cuando se lo hacen a ellos. Bastardos.
No me creo ni las familias, ni amistades para toda la vida, ni amores eternos. Lo siento, tengo el corazón desgajado.


(Os pido disculpas por todo el tiempo que llevo sin escribir, y porque mi retorno haya sido con esta misantrópica entrada).

domingo, 16 de enero de 2011

¡Joder!

Esperar. Es la eterna tortura de la humanidad. Esperar algo que presupones que llegará, o que debe llegar.
Y no llega, y no llega, y no llega...

sábado, 15 de enero de 2011

Reencuentros en Enero.

Eres preciosa, Barcelona.

viernes, 14 de enero de 2011

Susanna Griso, Ley anti tabaco y un poquito más de intolerancia, que andábamos escasos.

Hacía mucho tiempo que no actualizaba, pero ya necesitaba hacerlo para hablar de la cantidad de polémica que está generando la ley anti tabaco y toda la mierda que están soltando por su boca todos esos que están a favor del sistema.

Lo que me ha hecho estallar ha sido el programa ‘Espejo Público’ y su presentadora Susanna Griso. Ya había oído anteriormente que alguna vez habían hablado del tabaco pero no hice demasiado caso. El caso que hoy, 14 de enero, han vuelto a hablar sobre los establecimientos que siguen permitiendo fumar y han dado la voz a algunos de los empresarios que permiten esto.
En el primer bar del que han hablado antes de preguntar al empresario (el cual por cierto, ha estado muy correcto y acertado) han preguntado a unas señoras que estaban consumiendo y fumando una de ellas. Otra de las mujeres la cual se ha declarado no fumadora, ha hecho un llamamiento a que no nos dejamos pisotear y que defendamos nuestros derechos pues esto (decía ella) no es una democracia.
Fuera de quien esté a favor o en contra, se oía de fondo a la presentadora Susanna Griso escandalizada por lo que estaba diciendo dicha señora y mofándose de sus críticas, cosa que me parece LAMENTABLE, ya que si una de las cosas que caracteriza a los presentadores y presentadoras es su neutralidad en casi todos los temas ( se pueden posicionar, pero siempre de una manera respetuosa), y por otra parte porque no sé qué tipo de periodismo pretende esta mujer, si a cada persona a la que entrevista que no está de acuerdo con su opinión se le va a dejar en evidencia.



Después de hablar con estas señoras, como ya he dicho, se ha procedido a hablar con el empresario del establecimiento el cual ha afirmado que él no es partidiario de que se corrompa su derecho a la propiedad privada y que él podrá hacer en ella lo que le plazca. Que el cliente es el que decide entrar o no entrar en un establecimiento con o sin humo. Cosa que me parece perfecta.
Para continuar con el espectáculo han dado la palabra a una persona del público que ha atacado a los defensores del tabaco afirmando tener cáncer de riñón, no habiendo fumado nunca, ya que su médico le extrajo medio litro(creo que ha sido la cantidad) de nicotina.

Seguidamente ha hablado uno de los cuatro invitados, insumiso de dicha ley alegando que en su establecimiento sí que permite fumar más o menos por las mismas alegaciones del anterior empresario. Ha dicho convencido uno de los temas que todos los defensores del tabaco alegamos: ‘si el tabaco es tan malo, ¿por qué no lo ilegalizan por completo?’.
Bueno pues aquí tenemos otra vez la voz de Susanna Griso jactándose de las palabras del empresario y leyendo lo que ha dicho que ha sido un mensaje enviado por un telespectador que le acusaba a este hombre de aprovecharse de su campaña para promocionarse en vez de ser una verdadera alegación en contra de la ley antitabaco (con la cantidad de mensajes que estaban llegando visualizados debajo de la pantalla, la señorita Griso decide leer ese, para coartar su críticas y volver a dejar en evidencia a otra persona).

Se ha hablado de mucho de más, pero tampoco es cuestión de hacer un resumen de todo el programa, sólo quiero decir que me parece lamentable la cantidad de intolerancia que se vierte en este país y lo poco que la gente abre los ojos. Decir, en cuanto a este programa, que le enseñen tolerancia a esta señora, a respetar las opiniones de la gente (cosa que no incluye no reirse mientras alguien está hablando ni hacer aspavientos) y a ser un poquito más neutral, porque me ha producido arcadas.

Es una escusa más para ponerse a la altura de Europa (dicen), cuando en casi todos los países europeos en los que supuestamente está prohibido fumar, se puede fumar en muchos establecimientos, cosa que no nos cuentan en los informativos.

De todas formas, tan dañino que es el tabaco para todo el mundo, que empiecen a hablar de la cantidad de vertidos tóxicos que producen los coches día tras día y que promuevan el transporte público, o qué coño, que prohíban ciertos días utilizar el coche para no contaminarnos, ¿no? Eso, claro está, sin contar los siete mil millones de euros que recaudó el Estado el año pasado, y sin saber la cantidad que se llevarán este año, al haber subido cada marca CUARENTA CÉNTIMOS, y suponiendo que con esta ley habrá menos gasto en sanidad, ¿qué van a hacer con todo ese dinerito extra que van a sacar?

Si a tantísimos no fumadores les molesta esto, que dejen de ir a bares tan frecuentemente o que busquen otros sitios de ocio, que (por lo menos en mi ciudad) ya había varios establecimientos donde no se podía fumar. ¿Por qué no se van a ellos directamente y nos dejan a los fumadores tranquilos? ¿O es que son masoquistas?
Según el artículo 33 de la Constitución Española el derecho a la propiedad no puede ser privada más que por causa justificada pública o de interés social. A nosotros nos están vendiendo una salud pública para todos con esta ley cuando creo que cada uno es suficientemente mayorcito para decidir en qué se carga su salud. Que arreglen la puta sanidad pública que da PENA y que luego me vengan con sus desvaríos mentales sobre lo que puedo o lo que no puedo yo hacer. Pero ya que tanto hablan de leyes, continuemos con ellas; según el artículo 348 del Código Civil (en los siguientes se sigue hablando de la propiedad), ‘la propiedad es el derecho de gozar y disponer de una cosa, sin más limitaciones que las establecidas en las leyes. El propietario tiene acción contra el tenedor y el poseedor de la cosa para reivindicarla.’ Cosa que parece bastante clara y que hoy en día nos están coartando.

Luego está el inexplicable hecho de que a los bares se les prohíbe que haya humo en su establecimiento pero sí que pueden vender tabaco. Esto debe de ser una broma porque si no yo entiendo NADA.
Con la cantidad de empresarios que años atrás dejaron miles de euros en construir espacios fuera de humos en sus bares para que ahora vengan con estas tonterías. Esa reforma, ¿la paga también el Estado?
Entiendo la molestia de los no fumadores, pero ¿por qué prohibir completamente esto? Que dejen a los dueños la elección de si en su establecimiento se puede fumar o no, que cualquier día me van a prohibir hasta fumar en mi propia casa, coño.


Eso sin contar el asco que da asco ahora entrar a casi cualquier sitio por todo el olor a sudor que hay.
No tengo nada más que decir por el momento, menos intolerancia, y preocupémonos más por los cinco millones de parados, por la gente que no tiene qué comer, y por la mierda de sanidad que nos ofrecen en vez de esta prohición tan sumamente injusta.
Mierda de ley.

viernes, 3 de diciembre de 2010

Odio Diciembre.

No me gustan ni sus luces navideñas, ni su apatismo, ni sus colores grises y azulados, ni mucho menos su inminente llegada de la Navidad. Ni sus prisas, ni sus bolsas cargadas de regalos, ni sus corderos, ni sus letras.
Odio Diciembre.

domingo, 14 de noviembre de 2010

Regreso al pasado V: la vida.

Y sé que es complicado todo lo que pueda ser pedir por querer, pero por pedir que no quede. Eso de hacerle competencia al sol desde la cama y tener el mar en la mirada, ya sabes de lo que hablo. Que parece que a la gente no le parece suficiente y tienen que inventarse vidas aburridas mientras tú piensas 'joder, ¿pero porqué no se fuman la vida junto a unas cervezas y se quitan la tontería?'. Pero claro, ahora está todo ese rollo de cuidarse y de que la salud es lo primero, con lo fácil que es deprimirse con una botella de ginebra o un tremendo helado de chocolate. Y te vienen olores de bares de madera de pocas luces y en la penumbra pintas en las manos, el olor a Chesterfield y sonrisas que iluminaban más que la luna en San Juan en el 97. Con música de esa que ya no escuchas por miedo a volver a caer en los silencios más oscuros y en miradas por el suelo. Que lo que quiero es estar cabizbaja y no oir el '¿qué te pasa?', sino, 'levanta la cabeza y líate uno mientras me lo cuentas'. Ya no oigo de esas ni en las activas ni en las pasivas, y estaría bien por un día, que apareciera algo de aquella época y que no te tuvieras que preocupar en cuanto tiempo pase, porque siempre todo seguirá igual. Cigarros y sonrisas bajo la lluvia, y el olor ese a no se qué que te daban ganas de correr e hincharte los pulmones hasta que no cupiera más aire en tu cuerpo, hasta que tuvieras tanto que los pies se te levantaran del suelo y sintieras que eso era la vida. De guitarras y canciones de esas de 'hoy no vas a ser de nadie' y que de repente todo cobrara sentido. Que con cuatro o cinco personas parecía que te comías el mundo, y el resto daba igual. Daba igual.